21.4.15

This is Tijuana.


Tijuana había sido para mi algo "mitológico" y mucho creo que es por culpa de Nortec, y me imaginaba Tijuana como en sus vídeos, así de folclórica, de colorida, de extravagante. 

Si, eso a la derecha es la linea.
Como en la mayoría de las veces el viaje es de trabajo, y solo puedo ver el paisaje desde la ventana de la oficina en un 6to piso, hay casas por todos lados, puedo ver 3 o 4 colinas una detrás de otra y las casas llegan hasta donde mi vista alcanza.


Del otro lado en las ventana contrarias hay una avenida enorme que en una glorieta tiene dos palillos chinos ... claro, después me dijeron que eran "las tijeras" y es cierto es una glorieta en forma de tijeras (y yo que pensaba que hacer una glorieta con una palma ya era demasiado). 


No se si la inseguridad ya es una psicosis nacional pero en todos lados te dicen lo mismo:  Aquí en //inserte el nombre de cualquier ciudad// no uses taxis cualquiera, no salgas después de las 8, no camines de noche, no uses cajeros, no esto, no aquello, pero entonces que? me quedo encerrado en el hotel?, no, hoy tampoco va a pasar eso. Tomé un taxi a una plaza (Rio) y el taxista no paró de reírse de mi por como hablaba y yo de él por como hablaba, al final se despidió diciéndome: nomas' acuérdate, si no vas a un table es como si no viniste a Tijuana.
La plaza es como muchas otras, tiendas, cines, lugares para comer etc, decido ir a la tienda oficial de los Xolos porque la Corabi me pidió algo de ahí.


Cené algo y me dieron un tour por la ciudad, un tour de noche y desde ahí lo impresionado que me dejaba Tijuana empezó a suceder, el estadio de los Xolos es mucho mas grande de lo que imaginé (el Xolo mayor es enorme!), la calle revolución es mas grande de lo que imaginé, las partes oscuras son mas oscuras de lo que imagine, con "las paraditas" y las niñas niño de la vida nocturna, el arco que tantas veces vi en los vídeos de Nortec es realmente enorme, y claro, hay un burro-cebra en cada esquina!

Al día siguiente de nuevo al hotel y de nuevo a la oficina, no hay mucho que hacer la verdad, el problema no está en nuestras manos pero aun así intentamos solucionarlo a como de lugar. Comer mariscos en Tijuana no me resultaba tan incomodo como comer mariscos en Juarez o el DF, y sorprendentemente estaban ricos! 
Después de un cambio de planes decidí llamarle a Ale a quien conozco desde hace muchos años, creo que 5 años, pero nunca nos vimos en persona (y eso que lo intentamos muchas veces). 




Fuimos a la bola esa (ok, ok, se llama CECUT) donde recuerdo que de niño vi una película en IMAX (si es que ya existía el imax) sobre hormigas, no se porque me acuerdo de eso pero lo recuerdo claramente.




Fuimos al centro en lo que en Tepic diríamos una combi, PERO con un sistema muy moderno donde el chófer desde su asiento jalaba un mecanismo con palancas y de alguna manera abría y cerraba la puerta (y una patada en los huevos a los años de investigación que ha hecho el hombre para la automatización de cosas PERO seguramente muchísimo mas barato), y hablando de Tepic la salsa Huichol (a diferencia del centro de la república) ES MUY POPULAR!



Caminar por la avenida revolución es muy simpático, y mas cuando vas vestido de vende biblias con una maleta de rueditas y semi vestido de traje negro, pero con tenis para correr azules con blanco (que seguro nadie notó). Tijuana no es para nada feo como todos lo dicen, insisto, ese arco es ENORME! y ahora brilla mucho por lo cromado que parece, los cables que lo sostienen hacen un ruido peculiar al moverse con el aire y por lo visto a todo mundo le sorprende que "el reloj ya está prendido" jajaja una pantalla de leds que cuelga debajo del arco, y si, también de día hay burros-cebras en todos lados.




Los bares son tantos que hay uno sobre otro y otro sobre ese anterior, fuimos a comer tacos, porque los tacos de Tijuana (de verdad) si están de lujo! Y para mi suerte estaba la feria del taco y la salsa!



Después de comprar recuerditos y regalos, fuimos a un lugar bien chido, el pasaje Rodriguez donde hay muchos cafés y pequeños lugares con exposiciones (si así le podemos llamar) de arte que seguro Luis amaría hurgar entre ellos.



Ya era suficiente de tanto caminar y nos quedamos en un lugar a tomar algo, e irónicamente a jugar con un dominó viejo con las fichas repetidas, pero bueno, cualquier cosa es mejor que estar en el aeropuerto esperando un vuelo que sale a la 1 de la mañana.



Fuimos a un lugar y pedí dos cervezas, NADIE JAMAS ME DIJO QUE ERAN CAGUAMAS y no de las normales, eran caguamones, y entonces se te acercan docenas de vendedores y en automático a todos les digo que no, excepto por alguien a quien ni siquiera le entendí que vendía, cunchun, chuchu, chuchin ... ok no entiendo que dijo y ahora quiero saber que es eso! Chun Kun, en ese momento no se que es y ni me importa pero estaba rico. 

Ale es maestra en una escuela para niños sordos, aprendí un chingo sobre los niños sordos, y neta sigo creyendo que tienen super poderes, y aprendí a "decir" Tijuana con el lenguaje de señas, DF y también Nayarit, ella no es sorda pero mientras me platicaba de sus alumnos y eso, podía ver como le era imposible no "hablar" con las manos, y le puedes ver como las mueve todo el tiempo y lo que me decía con la boca lo iba diciendo con las manos.


TJ
DF
Después de un rato y al fin terminarnos la cerveza Ale dice las palabras mágicas: Hoy tocan mis amigos! (cuales? o_O) Da sugar free mints!. 
Da sugar free mints!, para hacer esa historia corta hace unos años quise hacerles unas playeras de gvinil. Quieres ir?, veo el reloj y faltan unas cuantas horas para llegar al aeropuerto pero suficiente para conocer a Da sugar free mints!

Encontramos en la calle a quien supongo era el que tocaba la batería, y todo chido, el vato platicando como si nos conociéramos de rato y bromeando sobre lo culero que es programar y tardar horas, a veces días o semanas encontrando un error en el código que se resume a un pinche punto y coma. Llegamos a conocer a los demás y me sentí el bicho raro, pero no pasó mucho tiempo para que Frank (el del bajo) me hiciera platica como si nos conociéramos desde antes, después todos ya estábamos platicando y fue como un viernes cualquiera en el DF con los amigos, la diferencia es que no era el DF era Tijuana! y no, no los conocía eramos un grupo de amigos extraños, o bueno, el extraño era yo! 


Por cierto, fue el único lugar donde vendían cerveza pacifico, y costaba solo 20 pesos! Algo tenia que compensar su nula popularidad.
Suena mi teléfono y es Luis, que onda pá? como estás? ... y así la platica fluyó por un par de minutos y sin darme cuenta y sin si quiera buscarlo, volteo a la banqueta de enfrente y BOOOM! En luces neon muy brillantes solo puedo leer: Dandy del Sur! 



Dandy del sur es por mucho una de mis canciones favoritas de Nortec, y me es imposible no tararearla (aun en este momento que vuelvo a ver la imagen), solo quería entrar y ver como es por dentro, no pude evitar las ganas de pedir una cerveza para poder hacerle check a las cosas que hacer antes de morir: Conocer el "Dandy del sur", en resumen, es como el pitas de Tijuana.
Todo eufórico regreso con Da sugar free mints, unas cervezas, un tipo cantando a gritos, después toca otro grupo y eso ya era una reunión normal de amigos, platicando sus experiencias de tocadas anteriores y no paro de imaginarlos en esa situación, donde tocaban bien perro porque estaban pedos, o que tocaban pa' la chingada por la misma razón.
Da sugar free mints.

Frank.

Inevitablemente llegó la hora de irme al aeropuerto, y el camino de regreso solo pensaba en lo realmente folclórico, lo exageradamente diverso, cuan colorido y lleno de luces pero sobre todo cuan diferente es Tijuana al resto de la república, la esquina del mundo ... donde empieza la patria, los vídeos de Nortec no se equivocaban, sus libros no se equivocaban ... Tijuana makes me happy!. 

Llego al aeropuerto a la hora necesaria y un extraño se me acerca pidiéndome seguros para su maleta, porque justo en ese momento le ponía los míos, una persona que deportaron y no llevaba nada mas que un mochila y la ropa que llevaba puesta, iba a Apatzingán, cosa que ni siquiera podía pronunciar pero su familia estaba ahí, sus papás que no había visto en 15 años y sus hermanos .. momento, estoy en Tijuana, una ciudad donde hace unas horas estás de fiesta con unos desconocidos pero minutos después otro desconocido te cuenta una historia que aunque te es un tanto indiferente es muy cruda.

Comer algo antes del vuelo porque el viaje va a ser MUY LARGO ya era una necesidad mas que un lujo, cené un sándwich mientras intercambiaba mensajes de voz y esperaba mi vuelo.

Despegar con cierta nostalgia porque quisiera haberla conocido más me despido de Tijuana desde el cielo.




Y exactamente igual que me pasó en Juarez al ver las luces que marcan  agresivamente la frontera: Desde el cielo, no somos tan diferentes. 

2 comentarios:

Mariangel gabriela Robles Carrillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariangel gabriela Robles Carrillo dijo...

Y te la pasaste paseando la maleta por todo tijuana o como ??? Allá vive mi papá (sólo es un comentario nunca te he platicado de el) saludos animal :)